Camila Lorca es funcionaria de la Escuela de Pedagogía de la Universidad de La Frontera, participa de la Agrupación de funcionarios/as Mapuche Txokiñche de la UFRO. Como mujer mapuche nos habla de su visión en torno al Día Internacional de la Mujer Trabajadora, sus luchas y demandas, feminismo y derechos de la mujer.

La violencia de género, la dificultad para obtener protagonismo en las decisiones políticas, la represión del Estado, militarización del territorio, la pobreza y el abuso que han enfrentado por el hecho de ser “mujer mapuche”, se suman a la lista de demandas por las cuales las mujeres saldrán a la calle a marchar para este 9 de marzo.

¿A tu parecer, cual es la visión que tienen las mujeres mapuche sobre el 8M, Día Internacional de la Mujer Trabajadora?

Creo que el 8M como Día Internacional de la Mujer Trabajadora nos ha entregado la posibilidad de encontrar y visualizar con  mayor claridad cuáles son las demandas de lucha que conmemora este día. Entre las cuales está reconocer la violencia que sufrimos como mujeres y que nos ataca desde todos los espacios, ya sean públicos, familiares, de trabajo o de estudio. Creo que esta información que hoy se comparte desde diversos espacios es la que también ha permitido fortalecer los colectivos y agrupaciones autónomas de mujeres, que trabajan en apoyo a la lucha sobre estas demandas transversales que nos atacan a todas y bajo esta mirada se hace evidente que hoy existe una gran mayoría de mujeres mapuche en comunidades y de manera individual que comparten, apoyan y difunden las causas sociales que se conmemoran en este día.

¿Cuáles son las principales demandas y problemáticas  que visualizas para las mujeres mapuche?

Existen listados de demandas en la lucha actual de nuestro pueblo, y demandas que acarreamos durante años, como es la lucha por la desmilitarización del territorio, esta ha dado una gran carga de violencia social, política y emocional que afecta a las mujeres, a la infancia y a las comunidades en general. Y en los cuales podemos encontrar como antecedentes casos de mujeres que han sido encarceladas y asesinadas por defender el territorio.

Otra  de las demandas a mencionar es la preservación de nuestra lengua, porque tenemos un idioma que es una gran fuente de conocimiento y de espiritualidad, lo cual significa gran parte de nuestra historia.

¿Es posible según la cultura ser feminista?

Hablar de feminismo en  la cultura mapuche  es referirse a un concepto ajeno, que es europeo, por lo que no es posible decir con certeza que es aceptado o validado por el total del territorio.  Como dije anteriormente existen demandas transversales, que sí nos identifican y eso ha llevado a la creación y autonomía de los grupos excluyentes integrados por mujeres mapuche  que se han reunido para trabajar en conjunto abordando temáticas sobre la defensa de los derechos de la mujer.