Postítulo EINNA-UFRO y el desafío de la especialización en virtualidad 

 

El programa se encuentra en proceso de inscripciones para su 4ta versión en modalidad virtual.

En medio de la pandemia, la oferta de programas de formación profesional especializada ha aumentado. El nuevo escenario ha permitido derribar las barreras geográficas, lo que en algunas oportunidades, para algunos profesionales que buscan especializarse, pudo haber sido una dificultad a la hora de elegir un programa; acortando brechas físicas y aportando a una formación interdisciplinaria con diversas visiones debido a las características del ecosistema donde viven las personas que integran estos programas en modalidad virtual.

Así lo puede demostrar el Postítulo "Estrategias de Intervención con Niños, Niñas y Adolescentes en Contextos Socioculturales Diversos" (EINNA). El programa perteneciente a la Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de La Frontera, reformuló su modalidad semi-presencial por una modalidad e-learning, cumpliendo con los mismos estándares de calidad y un cuerpo académico con experiencia en el ámbito de la infancia y la adolescencia.

Este escenario ha generado un gran interés en el mundo profesional por cómo es abordada esta temática, ya que el año 2020 el programa completó sus inscripciones en sus tres versiones e-learning, contando con la participación de 84 profesionales que decidieron optar por la especialización en la materia de infancia y adolescencia, quienes residen a lo largo del territorio nacional, desde Alto Hospicio en la región de Iquique hasta Coyhaique en la región de Aysén.

La Dra. Sandra Riquelme, directora del postítulo EINNA, señala que el éxito del programa es gracias a una estructura sólida, la que permitió generar procesos e innovación de instrumentos pedagógicos para la implementación de la modalidad e-learning, tales como "protocolos de desarrollo de sesión sincrónica, escala de ponderación de actividades asincrónicas, procesos de coordinación académica y registros de evaluación de procesos; además de un despliegue de plataformas, herramientas y recursos participativos que hacen la experiencia de educación virtual, valorada y validada como una alternativa para la formación continua".

En este mismo aspecto, la Dra. Sandra Riquelme destaca que la virtualidad ha resultado ventajosa para el programa, ya sea por la amplitud de horizontes profesionales e interdisciplinariedad en el abordaje de la intervención profesional en materia de infancia y adolescencia, como para la constitución de una red profesional con experiencia e interés por abordar esta temática en sus múltiples aristas a nivel nacional.

"En este sentido, la composición de esta red no sólo es rica por el componente geográfico característico de las zonas que representan nuestros estudiantes, sino también por la variedad interdisciplinaria de profesionales como trabajadoras/es sociales, psicólogos/as, abogadas/os, profesores/as, sociólogas/os, psicopedagogas/os y terapeutas ocupacionales, todo lo cual ha permitido articular sinérgicamente redes profesionales que trabajan en infancia a nivel nacional".

Alejandra Maribil, terapeuta ocupacional y estudiante de la primera versión e-learning 2020, destaca que en términos académicos, el programa le impulsó para seguir otros rumbos y seguir especializándose para complementar su perfil profesional.

“El haber realizado el programa me valida mucho más como profesional y aumenta las posibilidades de encontrar mejores oportunidades laborales, ya que el programa cuenta con una amplia gama de conocimientos en diferentes áreas que se vinculan con mi profesión”. Señala Alejandra, quien además destaca que el programa fue un antes y un después en su vida profesional, ya que este tipo de programas están más ligados al área de las ciencias sociales.

“Hay una transversalidad del conocimiento que llama la atención y te motiva a seguir en el proceso. Adquirí más seguridad en torno a mis conocimientos. Ingresar al programa me sirvió para fortalecerlos y dominar temas que son necesarios para participar en equipos de trabajo”. 

De igual forma, la trabajadora social, Bárbara Acuña, estudiantes de la primera versión e-learning 2020 también la diversidad de conocimientos que entrega el programa, además de mencionar que la modalidad virtual fue una buena oportunidad para profesionalizarse en el área de infancia y adolescencia.

“Desempeño funciones en Valdivia, por lo que era difícil poder tomar un curso para especializarme. Ingresar al programa fue una buena opción, ya que pude compatibilizar mi horario laboral con reuniones y clases”. Además señala que “es importante que se den opciones de especialización a los profesionales en diferentes modalidades, por lo que la virtualidad es una ventaja en este contexto”.

Actualmente el programa se encuentra en proceso de matrículas abiertas para su cuarta versión e-learning, puedes revisar la información AQUÍ.


Stephanie Molina Estuardo
Dirección de Comunicaciones