Estudiantes de Pedagogía suman nuevas experiencias profesionales con la realización de sus prácticas virtuales 

 

 

382 estudiantes pertenecientes a las seis carreras de Pedagogía de la UFRO, se encuentran desarrollando en modalidad virtual e híbrida, sus prácticas iniciales, intermedias y profesionales en distintos establecimientos educacionales de Temuco y otras comunas de la región y el país. 

Con el objetivo de no interferir en el correcto desarrollo de esta importante etapa para los futuros profesores, la Unidad de Practicas Pedagógicas de la Escuela de Pedagogía de la Universidad de La Frontera, ha iniciado el proceso de prácticas iniciales, intermedias y profesionales, las cuales se realizaría de manera continua y en el mismo establecimiento educacional dependiendo del contexto particular en el que se encuentren. 

Dicha unidad, realiza durante el año un seguimiento y monitoreo del proceso de práctica, guiándolo a los jóvenes en la construcción de diseños de clases y material pedagógico, discutiendo las formas de tratamiento de los contenidos, supervisando clases y apoyando en la construcción de portafolios. Todo en un marco de dialogo y reflexión constante que contribuya a la formación de los futuros profesores.

La Mg. Pamela Gutiérrez Castro, coordinadora de Prácticas Pedagógicas Iniciales e Intermedias de la Escuela de Pedagogía, reconoce que esto ha sido un constante aprendizaje, no tan solo para los estudiantes, sino que también para todo el equipo. “Superamos exitosamente el desafío de virtualizar los procesos el año pasado y también hemos trabajado en mejorar los horarios que deben cumplir y en que las actividades que deben hacer en sus planificaciones tributen a la que sigue, considerando el contexto actual del colegio en el que están inmersos”.  Gutiérrez, destaca el fuerte compromiso de cada uno de los coordinadores de prácticas quienes apoyan a diario a los jóvenes en sus diferentes tareas al interior de sus centros de prácticas. 

Esta modalidad virtual, le ha permitido a quienes se encuentran físicamente fuera de Temuco o la región, realizar sus prácticas en lugares como: Castro, Chiloé, Coyhaique, Lanco, Mulchén, Puerto Montt, Rancagua, Valdivia. Además de comunas propias de La Araucanía como: Angol, Carahue, Cholchol, Cunco, Curarrehue, Gorbea, Lautaro, Loncoche, Los Sauces, Malalcahuello, Melipeuco, Nueva Imperial, Pitrufquen, Pucón, Purén, Teodoro Schmidt, Tolten, Victoria, Villarrica, Padre Las Casas y Temuco.  

Los estudiantes de las carreras de pedagogía, desarrollan durante toda su formación 6 intervenciones en colegios, las cuales comienzan en el quinto semestre de universidad con su Práctica Inicial 1 y 2, en donde primero deben identificar las estrategias de gestión de aula, intereses y formas de aprender. Ya en sus Prácticas Intermedias 1 y 2, se enfocan en la acción de mediar el aprendizaje del estudiante y también en la acción de evaluar y reflexionar sobre el aprendizaje del mismo. Mientras que en sus Prácticas Profesional 1 y 2, los futuros profesores deben enseñar, evaluar y reflexionar sobre el aprendizaje del estudiante. Dependiendo el proceso en que se encuentren los jóvenes, estos realizan clases sincrónicas o acompañan al profesor en el desarrollo de la misma, además, crean material, preparan cápsulas educativas o elaboran información a través de fichas o trabajos con guías.

Mirada de una estudiante:

Angela Reydet Alarcón, es estudiante de la carrera de Pedagogía en Historia, Geografía y Educación Cívica y se encuentra realizando su práctica intermedia en el colegio José Abelardo Núñez de Villarrica junto a su compañero José Novoa. Si bien Angela tenía la esperanza de que su proceso se desarrollara de manera presencial, también le llamaba la atención y quería conocer una nueva manera de hacer clases ya que se trata de un desafío, en donde se deben manejar nuevas herramientas y estrategias para mantener concentrados a los estudiantes.

Al ser consultada sobre las expectativas que tiene, Angela siente que una práctica bajo esta modalidad le permite trabajar con variadas herramientas, entender el funcionamiento administrativo y conocer las realidades de un establecimiento educacional y sus estudiantes. “Esta asignatura nos da la posibilidad de vivir la experiencia en el aula virtual y espero que me deje enseñanzas más allá de los contenidos, que me ayude a involucrarme y entender las dificultades al momento de aprender, más aún, si entendemos lo complicado que es enfocarse en los estudios en medio de una pandemia”. 

Por otra parte, reconoce el trabajo riguroso de su coordinador de prácticas -Fernando Herrera-, tanto el semestre pasado como ahora, “Nos ha enseñado diferentes herramientas alternativas para realizar una clase o intervenciones interactivas, en cierto sentido nos va guiando y preparando para un buen desempeño virtual, pero también en el desarrollo de clases presenciales, que esperemos sea dentro de poco”. 

Angela menciona que, “como docente practicante podríamos llegar a ser uno de los pilares fundamentales en los estudiantes, ya que, a pesar de la distancia, ellos sienten que pueden confiar en nosotros, desahogarse y contarnos sus cosas, dentro de lo posible. Además, hoy existe la posibilidad de adaptar el contenido, planificar clases distintas con menos carga académica y así también, crear instancias de participación que sean diferentes, permitiendo conectar de una manera distinta, ya que creo que la labor del docente va mucho más allá que enseñar los contenidos”.

Prácticas Pedagógicas en tiempos de pandemia

La Escuela de Pedagogía mantiene convenios de colaboración con diferentes colegios y liceos de la región, lo cuales buscan crear alianzas colaborativas entre instituciones. En este contexto, Alejandra Lavín Anriquez, directora del Liceo Público Trovolhue, agradece el acompañamiento que han recibido durante este período lo cual va en directo beneficio de sus estudiantes. 

“Los futuros colegas, son un gran aporte para nuestra unidad educativa, el trabajo remoto ha requerido desarrollar múltiples habilidades entre los docentes y, estos jóvenes, traen consigo conocimientos actualizados de sus disciplinas, mayor manejo con las herramientas tecnológicas y una gran motivación que inyecta energía a toda la comunidad, lo que en el actual escenario que nos ha dejado la pandemia Covid-19 significa un aporte importante”, señala Lavín.

Para estos primeros meses, el Liceo Público Trovulhue ya cuenta con 7 practicantes de las carreras de Pedagogía en Castellano y Comunicación, y Pedagogía en Historia, Geografía y Educación Cívica. “esperamos que estos jóvenes sean un aporte real a la comunidad educativa, que puedan aportar con sus conocimientos y dejen una marca de su paso por nuestras actuales aulas virtuales, por nuestra parte, la misión es incluirlos en todos los aspectos posibles al interior del establecimiento”, destaca Lavín.

 

Escrito por Natalia Riquelme Espinoza
Periodista Escuela de Pedagogía