“La inteligencia está condicionada por el tipo de educación que recibimos”

“Nuevos desarrollos en evaluación de habilidades cognitivas” se tituló el cuarto coloquio presentado por el psicólogo, licenciado y doctor en psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ricardo Rosas Días. 

En el marco de los Coloquios en Psicología, organizado por el Doctorado en Psicología de la Universidad de La Frontera,  el Dr. Rosas presentó resultados de sus investigaciones, las cuales se centra en el estudio de la inteligencia y sus condicionantes. 

En el coloquio, Ricardo Rosas, identificó que las diferencias de la inteligencia en Chile están condicionadas por el nivel socioeconómico enfocadas en el tipo de educación que recibe una persona. Contrario a lo que se cree habitualmente, de acuerdo a sus investigaciones, la inteligencia no sería inmanente, ni tampoco estaría condicionada genéticamente, sino que es completamente condicionada por el tipo de educación a la cual está expuesta una persona. 

Rosas comenta que “Chile es un país altamente segregado, en donde los distintos estamentos y niveles no tienen la posibilidad de enriquecerse a través de la interacción con otros niveles sociales”

¿Cómo se determina la inteligencia? 

El académico explica que la inteligencia está determinada por tres aspectos fundamentales: el capital cultural de la familia, el capital cultural del establecimiento educacional al cual se asiste, y la motivación personal. 

“En Chile, las dos primeras son lo mismo, por lo que solo te queda la motivación y por mucha motivación que tengas, si no tienes los otros dos, es complejo” comenta el Dr. Rosas y agrega “ejemplo, un estudiante de un establecimiento municipal que ha pasado toda su vida sacando buena notas, al momento de dar la PSU le va mal, si este mismo estudiante hubiera ido a un colegio particular habría obtenido un buen puntaje PSU”. 

La educación en Chile 

Rosas aclara que Chile tiene una educación muy enfocada en la competencia y esto se ve, incluso, en el ingreso a liceos emblemáticos los cuales tienen esta connotación por ser ampliamente selectivos y quedarse con los mejores estudiantes que postulan, por lo que no se vería el valor de la diversidad en la educación. 

“La competencia daña enormemente el sistema educacional chileno. En ese sentido estamos muy subdesarrollados. Este daño se trata a nivel multidisciplinario, en la universidad esto se debe tratar de manera muy rigurosa para subsanar este déficit”, comenta el académico. 

Rosas analiza el caso chileno desde una perspectiva global, en donde hay acuerdo que estas diferencias educacionales no deben ser tratadas en la universidad, sino desde su origen. 

  “Ahora se tiende uniformar esto, pero las diferencias seguirán existiendo. De hecho, la última prueba pisa muestra que el promedio del particular pagado es parecido a países que son punteros a nivel mundial como Finlandia, Singapur y otros, y el municipal es parecido a países que están muy por debajo”. 

Modelo Ideal 

El doctor explica que el modelo más adecuado para tener una educación homogénea es el finlandés, el cual es un modelo que promueve la diversidad. En el coloquio expuso que de acuerdo a los estudios que se han realizado, los cursos con mayor diversidad; es decir, inmigrantes y discapacidad, tienen mejores resultados que los cursos que no la tienen.

Cabe preguntarse ¿Por qué lo logran? Pues, donde comúnmente en el sistema chileno se vería una diferencia, en el sistema finlandés se ve la necesidad de ayudar al que está en desventaja: “cuando tienes una población que está declarada como especial y que está aceptada como especial, el resto del curso  deja de ver ¨porros¨ porque la población típica tiene ayudar a que les vaya mejor”, explica el académico.  

Ricardo Rosas Días aclara que en el sistema chileno, la construcción social de los estudiantes que les va mal, se les trata de forma aislada, pues se asume como normal, generando que el estudiante se comporte como tal “cuando introduces diversidad se suprime eso".

El profesor del Departamento de Psicología, Germán Galvez, destacó la presencia del Dr. Rosas en esta serie de coloquios organizado por el Doctorado en Psicología de la universidad y la forma en cómo abordó algo tan complejo de tratar en sus conceptos teóricos, haciéndolo sencillos para las personas que asistieron a la actividad. 

 “Él ha hecho un recorrido de lo que se estima que es la inteligencia, desde los modelos más básicos y datos. Me gustó que hiciera una comparativa entre la educación chilena respecto a los diferentes estratos sociales entre centros educacionales públicos y privados, en comparación con otros países de América Latina y Europa”

Además destacó la realización de este tipo de actividad, la cual es pertinente a la realidad local y nacional de nuestro país, desde el punto de vista de las universidades “El tema de la educación es un tema que nos compete a todos”. 

 

Equipo de Comunicaciones 

Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades

 

Noticias recientes

Primer módulo del programa de acogida académica “Mi carrera, mi futuro” inicia con 53 estudiantes

17 de Octubre de 2018

El programa piloto de acompañamiento académico para estudiantes de enseñanza media que residen en instituciones del Estado inició sus actividades en la Escuela...

Leer más...

Pedagogía en Castellano y Comunicación despide al académico Luis de La Barra

17 de Octubre de 2018

Con una emotivo encuentro que reunió a académicos y ex estudiantes de la carrera se reconoció la trayectoria del profesor que se acoge a retiro.  El...

Leer más...

Se inició nueva temporada de Ciclos de Coloquios en Psicología del Doctorado en Psicología de la UFRO

17 de Octubre de 2018

El Ciclo de Coloquios en Psicología comenzó su segundo semestre de actividades con interesante charla sobre la bidireccionalidad de la...

Leer más...